Alain Mwinkiew: «En África, la filosofía sigue siendo relevante»

Alain es un sacerdote de República Democrática del Congo incardinado en la diócesis de Popokabaka, al oeste del país. Tiene un hermano, dos hermanas y 12 sobrinos. Entre sus aficiones está leer, jugar al baloncesto y ver fútbol. Afirma que su libro favorito es la Biblia aunque también le gustan el Órganon, de Aristóteles, y La República, de Platón.

¿Cómo conociste a Jesucristo?

Toda mi familia es fundamentalmente católica. De hecho, desde nuestra infancia nuestros padres nos enseñaron en familia las nociones básicas de la catequesis y nos mostraron el camino de Dios y la Iglesia. Mis hermanos y yo hemos estudiado en escuelas católicas en primaria y secundaria, lo que nos ha permitido madurar nuestra fe y orientarnos libremente, mi hermano y mis hermanas para el matrimonio y yo para el sacerdocio.

¿Por qué estudias en nuestra Universidad?

Estoy en San Dámaso estudiando filosofía porque me ha enviado mi obispo Monseñor Louis Nzala Kianza. De hecho, dos años después de mi ordenación sacerdotal, me había asignado al seminario propedéutico para cuidar la vida espiritual y académica de los seminaristas. Mejorando su nivel para comenzar a estudiar en el Seminario Mayor. Cuatro años después, me asignó una parroquia como párroco. Y dos años más tarde me anunció que tenía que continuar mis estudios en derecho canónico o en filosofía para volver a ocuparme de la formación de posibles sacerdotes. Y finalmente, optó por la filosofía.

¿Cuál es tu filósofo favorito?

Me gustan muchos filósofos y aprecio a Sócrates. Por una doble razón: Primero por haber hecho una revolución que ha sido un punto de inflexión decisivo. Desde la búsqueda delos fisiólogos en la naturaleza, mueve el centro de investigación de la naturaleza al hombre.

Luego, ante las corruptas costumbres de la ciudad ateniense (sofistas, políticos, jóvenes…), abogará por la búsqueda del bien. Aunque era un intelectualista.

Incluso hoy estoy convencido de que nuestra sociedad necesita a “Sócrates” en la práctica para enseñar y ser modelos. Especialmente la situación que prevalece en mi país: las riquezas de la naturaleza, del suelo y del subsuelo, los pequeños intereses individuales o de ciertos grupos se consideran más importantes que la vida del hombre… También los modales son corruptos. Los jóvenes están a merced de las ideologías políticas, los llamados pastores de iglesias o sectas de avivamiento, así como la globalización mal asumida…

Cuando en España pensamos en filosofía, pensamos en Europa y en América. ¿Cómo es la filosofía que se hace en África?

En África, y especialmente en mi país, la filosofía sigue siendo relevante. Es esencial para una reflexión sobre el hombre, su vida, su mejor ser. Los filósofos no escatiman nada que se relacione con la vida del hombre. Aumentan la conciencia, recomiendan estar alerta para evitar posibles desvíos… Pero todo en vista del bien del hombre presente y futuro sin desconectarse del pasado.

universidad san damaso calle jerte madrid filosofia grado estudiar

¿Qué asignaturas de Filosofía en la Universidad San Dámaso te gustan más y por qué?

No puedo encontrar una asignatura que me guste más que las demás en San Dámaso. Me gustan todas las asignaturas. La filosofía es una pero también es múltiple. El Kant que estudio hoy en Fundamentos de Filosofía, mañana lo estudiaré en Estética, pasado mañana hablaremos de él en Epistemología… El Husserl del que se habla en Filosofía del Lenguaje es el mismo que se estudia en Fenomenología… Aristóteles en Lógica, en Moral, en Metafísica… Todas las ramas filosóficas se superponen y siguen siendo la misma filosofía. Solo que tengo dificultades con el lenguaje. Lo aprendo y hago esfuerzos todos los días.

No puedo terminar la entrevista sin agradecerle a Su Eminencia el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, el haber aceptado a través de mi Obispo (a quien estoy agradecido), el poder estar aquí ahora. Y también quiero expresar mi gratitud a las autoridades de la UESD que se esfuerzan por nuestra capacitación.

Étudier le degré de philosophie à l’université de Madrid, Espagne