Casilda, estudiante de Ciencias Religiosas: gracias a San Dámaso «estoy conociendo mejor a Cristo para amarle más»

Casilda Finat es alumna del Instituto Superior de Ciencias Religiosas. A continuación se puede leer su testimonio.

grado ciencias religiosas universidad san damaso instituto san agustin deca antropologia filosofica teologica que es como estudiar diplomado

Mi hija Casilda, antropóloga y apasionada del estudio, me animó a perseguir mi sueño. Mi hija Blanca, abogada y constante, a perseverar para cumplir las metas. Gracias a su apoyo.

Entré por la puerta de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, donde me llevó la Providencia y el consejo de una compañera, pidiendo información para aprender algo que fuese asequible y no supusiese mucho esfuerzo, para responder a las pertinaces criticas sobre la Iglesia y la fe en Cristo. Nunca pensé que fuese a cambiar tanto mi vida.

Me encontré con Pilar, que me dijo: «para empezar tienes que estudiar Metafísica y Teología Fundamental», me inspiró tanta confianza que no lo dudé. De oyente, ¡no tenía que examinarme! Un profesor me animó a presentarme al examen, contra todo pronóstico, aprobé, me abrió a este mundo de “lo que es” y en consecuencia al mío propio.

Al verano siguiente estaba preparando el acceso para mayores de 45, yo que no tenía más que un libro de escolaridad, de escuela rural, en la que no conseguí apenas aprender a leer y sumar, tuve que empezar por saber que era un “adverbio”. Pero nunca había tenido nada tan claro: quería amar mejor y para eso tenía que conocer más, aprender mucho más, también quería seguir yendo a la universidad, una mejor versión de Casilda iba a salir de ahí. Ya el esfuerzo de estudiar, mi incapacidad o el miedo al fracaso, no computaban en mis decisiones. Ya he ganado en libertad.

Aún quedaban muchas sorpresas, a los 7 años nos mudamos al campo, en ese momento surgieron las preguntas fundamentales: ¿Quién y qué soy? ¿De dónde vengo y a dónde voy? ¿Y el mundo? ¿Por qué vivo? ¿Por qué me pregunto? A diferencia de los animales, yo vivía pensando la muerte y ellos morían sin preguntarse por la vida. ¿Y por qué nadie más se pregunta por estas cosas? Ni me da razones a mis inquietudes. ¡Aquí he encontrado las respuestas!

Hoy estoy acompañada en la peregrinación de vuelta a la casa del Padre. Ha sido el inicio de unas amistades, partiendo de un interés común, la búsqueda de la Verdad, el servicio y un mismo amor a Cristo.

El contacto con profesores y alumnos enriquece mi vida cotidiana, por su ejemplo, paciencia y calor humano. Me siento animada a participar en otros cursos, y profundizar en algunos temas. Ahora veo que me falta tiempo, tengo muchas cosas que me interesan, y sobre todo; que puedo, estudiar no esta fuera de mi alcance, incluida la Historia! (Quien me iba a decir a mí que me fuese a gustar).

Antropología, tanto filosófica como teológica, Cristología, ¡ah! y el estudio de la Biblia, Pentateuco… interesantísimo. Y las que me son más arduas para mí, encuentro en los profesores el ánimo para motivarme. En algunas clases nos reímos un montón.

Pero es que hay infinidad de detalles; ¡Lo limpio que está todo! O como reprografía, donde todo es un facilitar y ayudar. Y “la cantina” del seminario, me encanta comer ahí está todo buenísimo, y de las cosas más curiosas y sorprendentes, nadie habla por el móvil, ni siquiera se ve uno encima de las mesas.

Tengo cinco hijos y dos nietas, que de alguna manera espero se beneficien de lo que estoy recibiendo y aprendiendo en está Universidad, las materias, los profesores y los compañeros, que están haciendo de mí una mejor persona. Para poder darme más y mejor a ellos, para ayudarles a conocerse a sí mismos y estén preparados para las batallas que les toque, y a dejarse transformar por el Espíritu Santo en “lo que Es”, en santos y alcanzar así la plenitud para la que han sido creados.

Gracias a lo que compone la universidad, estoy conociendo mejor a Cristo para amarle más, adquiriendo argumentos para dar razón de mi esperanza, viviendo la Iglesia como mi familia y dando respuestas a las preguntas fundamentales. Esto es, aquí se han tocado lo más radical de la experiencia humana, a excepción de mis hijos.

Estudiar Ciencias Religiosas en España

¿Qué es la antropología filosófica?