Acogidos en parroquias: San Pedro Regalado y San José de Calasanz
acogidos en parroquias sacerdotes universidad san damaso catolica

La parroquia de San Pedro Regalado y San José de Calasanz se encuentra ubicada en la Vicaria IV, dentro del distrito de Puente de Vallecas, y forma parte del arciprestazgo de San Diego.

Erigidas como dos parroquias en 1965, desde 2016 forman una fusión “Aeque Principaliter” que se gestiona con un solo párroco, un solo archivo y un único consejo de pastoral y de economía.

La parroquia ha acogido generosamente en los últimos 11 años a varios sacerdotes enviados por sus obispos a estudiar en la Universidad Eclesiástica San Dámaso.

Nos hablan su párroco, Luis Miguel Motta, y dos sacerdotes de la diócesis de la Dorada-Guaduas (Colombia) acogidos en la parroquia.

acogidos en parroquias sacerdotes universidad san damaso catolica

Dentro de nuestra realidad parroquial, siempre se han integrado perfectamente los sacerdotes estudiantes de la Universidad Eclesiástica San Dámaso que han convivido con nosotros a lo largo de estos años. Desde los últimos 11 años hemos tenido sacerdotes estudiantes de la UESD formando parte del equipo pastoral de las parroquias, siempre de dos en dos y perteneciendo a distintas nacionalidades.

Países tan diferentes como Colombia, Perú, Angola o Ecuador han estado presentes a través de sus sacerdotes en las labores pastorales. Se da la circunstancia de que nuestra comunidad está formada por muchas personas provenientes de estos mismos países u otros hermanos de Sudamérica y África, con lo que los sacerdotes se han encontrado, a menudo, como en casa.

Además de esta capacidad natural de acoger al forastero, siempre hemos intentado vivir una dimensión de universalidad de la Iglesia. Vivir la catolicidad de la Iglesia como un compromiso de la comunidad que se manifiesta en la acogida de estos sacerdotes que vienen a prepararse para ejercer mejor su ministerio sacerdotal cuando vuelvan a sus propias comunidades. Así, lo que nosotros podamos aportarles sabemos que un día ellos lo multiplicarán en la entrega a sus feligreses y en sus propias diócesis.

Nos sentimos vinculados a toda la Iglesia y tratamos de vivir en forma práctica el estar abiertos al mundo y a las necesidades de la Iglesia universal. En la actualidad contamos con la colaboración de dos sacerdotes colombianos que recientemente han comenzado sus estudios. Ambos colaboran en la parroquia en la labor pastoral y esperamos que su estancia entre nosotros sea provechosa y fructífera.

Luis Miguel Motta
Párroco

Estudiar para saber y saber para servir

Soy sacerdote con ocho años de ministerio. Vivo en Madrid desde octubre de 2017 e inicio la especialización en Teología Moral en febrero de 2018 en la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Comparto alegremente mi trabajo pastoral en la parroquia San Pedro Regalado y San José de Calasanz, y vivo allí mismo, con afectuosa acogida del párroco y los fieles.

En las mañanas voy a la Universidad y en las tardes celebro la Eucaristía con los fieles. Comparto un encuentro semanal con los niños de catequesis y los catequistas. Todo esto compaginado con tiempo para estudiar. He aceptado venir a Europa con la firme convicción de estudiar para saber, y saber para servir.

Creo que la Iglesia necesita sacerdotes maduros en la ciencia, capacitados en comunicar la gozosa noticia del Evangelio y su Verdad. Traigo la expectativa de no contentarme con una “Teología de escritorio”  (E.G. 133), sino promover una Teología en salida, al servicio de las necesidades del hombre actual.

Por ello, acepto y confío en la competente investigación teológica de nuestra Universidad en el momento presente de la Iglesia. Agradezco a la Archidiócesis de Madrid y a todos los que hacen posible esta noble causa, en mi formación sacerdotal.

Edison López Agudelo
Sacerdote diocesano

No solo es una experiencia humana, también una bendición divina

Vengo para realizar mis estudios en la UESD en el área de Derecho Canónico, atendiendo al llamado del obispo, con el fin de poder prestar más adelante un buen servicio a la diócesis en favor de los fieles. Al llegar a Madrid fui acogido por el P. Luis Miguel Motta, quien me abrió las puertas de la parroquia como lugar de estadía.

Allí presto mi servicio pastoral en la animación de la catequesis los miércoles en el templo de San José de Calasanz y la celebración de la Eucaristía de martes a sábado por la tarde y el domingo por la mañana. A pesar de que no ha sido fácil, pues son muchos los sentimientos que se manifiestan y se convierten en propios retos, me apoyo en Dios para sacar de éstos lo mejor cumpliendo Su voluntad.

En general, es una experiencia significativa, que me permite conocer no solo nuevas personas, sino también una cultura; por ello, mi más sincera gratitud a todos los que de una u otra forma contribuyen para asumir este reto con coraje, el cual lo describo no solo como una experiencia humana, sino también como bendición divina.

Leinner Abdual Arias Grajales
Sacerdote diocesano

Otras Noticias