teopruebas
ccrrpruebas
adistanciapruebas
derechopruebas
filopruebas
litpruebas
otrospruebas

¿Qué expectativas hay ante la visita del Papa Francisco a Chile?

Samuel Fernández, Director de Investigación y Postgrado de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, nos habla sobre la visita pastoral del Papa Francisco

logo papa francisco chile 2018

Han pasado 30 años desde la memorable visita del papa Juan Pablo II a Chile, en abril de 1987, y la sociedad chilena se prepara para recibir al papa Francisco. Sin duda, Chile ha cambiado mucho y la situación eclesial es muy diferente a la que se vivía 30 años atrás, en que la Iglesia era vista como una de las instituciones más confiables.

Los procesos de secularización y los escándalos de los abusos sexuales han tenido severo impacto en la sociedad chilena. Por otra parte, en los últimos 30 años casi se ha superado la extrema pobreza, pero persiste –y tal vez aumenta– la desigualdad. El papa Francisco aterrizará en un contexto muy diferente de aquel que recibió a Juan Pablo II. ¿Qué expectativas hay ante esta visita del papa Francisco? La riqueza de su Magisterio sugiere seleccionar un elemento de sus cuatro documentos principales.

La encíclica Lumen fidei insiste en que la fe en Cristo, lejos de oscurecer, ilumina la vida humana y la lleva a su plenitud. En un ambiente en que –a veces a causa del sesgo de los medios– la fe cristiana se tiende a asociar con restricciones y es vista como una amenaza para la libertad, la visita del Papa será una ocasión para que se escuche el Evangelio completo, con su riqueza, sus exigencias y su profundidad. Por otra parte, la Evangelii gaudium, que recuerda que «el rebaño mismo tiene su olfato para encontrar nuevos caminos» (31) y llama a avanzar en una saludable «descentralización» (16), podría impulsar un fortalecimiento de la iglesia local.

Frente a los nuevos problemas sociales, la desigualdad, la crisis ecológica, las minorías, etc., las palabras de la encíclica Laudato si', que recuerdan que «todo está conectado» y que la crisis del medioambiente tiene raíces materiales y espirituales y, a la vez, tiene consecuencias materiales y espirituales, pueden dar grandes luces para orientar un estilo de crecimiento social que favorezca el desarrollo integral, que no deje fuera ninguna de las auténticas dimensiones humanas.

Finalmente, la Amoris laetitia, que invita al discernimiento, recordando que «la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia» (300), llama a la confianza en que el Espíritu Santo actúa en los corazones e ilumina la vida cristiana por medio de la Iglesia. Mucho más se podría «calcular» para la visita del papa Francisco, pero, como «la realidad es superior a la idea» (EG 231), la novedad del Evangelio de Cristo predicado por el sucesor de Pedro, sin duda, superará nuestras expectativas.

Samuel Fernández
Director de Investigación y Postgrado. Facultad de Teología
Pontificia Universidad Católica de Chile