Cátedra de Misionología: diez años al servicio de la misión

La Cátedra de Misionología, adscrita a la Facultad de Teología San Dámaso, es una institución de investigación, formación y docencia acerca de las cuestiones que afectan a la actividad misionera de la Iglesia, teniendo en cuenta los nuevos problemas teológicos, culturales y sociales que surgen en los diversos campos de la evangelización.

Hace 10 años nació una pequeña semilla, la Facultad de Teología San Dámaso abrió sus puertas a una iniciativa que desde hacía tiempo queríamos promover desde Obras Misionales Pontificas. Necesitábamos una contextura intelectual y académica que diera el fundamento teológico a la animación y formación misioneras que veíamos latir en las comunidades cristianas a las que, sin embargo, nos parecía que faltaba una formación sólida y consistente.

Todo comenzó de manera sencilla, como las grandes cosas de la Iglesia. Una jornada que organizamos exactamente los días 27 y 28 de mayo del 2008. Fue un Simposio sobre Misionología y allí comenzamos a barruntar que aquello podía tener buen final, buen futuro tanto por la asistencia de personas como por la categoría profesional de los ponentes. Pero no cedimos a la tentación de la urgencia y de la premura, dejamos pasar el tiempo y comenzamos a escuchar las demandas que nos iban llegando.

como ser misionero iglesia cristiana catolica

El año siguiente, en el segundo cuatrimestre, organizamos lo que después ha sido y sigue siendo el Curso de Evangelización Misionera. Los mismos alumnos nos pedían que más allá de un cuatrimestre fuera un curso completo, y un curso completo que se extendiera a lo largo de dos cursos académicos de manera que al final de este recorrido, sacerdotes, religiosos y laicos pudieran tener una formación sencilla, orgánica y sistemática de lo que es la Teología de la Misión.

La Iglesia, las comunidades cristianas, estamos muy proclives a sintonizar con la acción evangelizadora de la Iglesia desde el punto de vista afectivo, nos conmueve el testimonio de los misioneros, incluso con nuestra cooperación económica generosísima. Pero esto es claramente insuficiente. Incluso se puede tener la sensación de pensar que esta acción misionera es algo facultativo. El Papa Francisco nos recuerda que ser misioneros no es una tarea facultativa sino que pertenece a la entraña de la fe.

Dentro de esta labor de fundamentación teológica, nos dimos cuenta de que se podía tener una jornada de reflexión en el ámbito universitario de la Facultad de Teología de San Dámaso, y comenzamos a realizar también jornadas académicas que se celebran anualmente y por la que pasan preclaros profesores.

curso verano misionologia voluntario religioso no quien puede laico colegio sin

Además teníamos más demandas de personas fuera de Madrid que por razones físicas, laborales o logísticas no podían participar en estas actividades, y nació, pensando en ellos, el Curso de Verano que celebra en 2018 su VII edición. Todo esto es un motivo para dar gracias a Dios porque se sirve de este instrumento académico para hacer el bien.

Damos también las gracias la UESD en la persona de su Gran Canciller. En todo momento él y toda la comunidad universitaria nos han brindado siempre todas las facilidades. Gratitud a los profesores y a los alumnos, pero especial gratitud al equipo coordinador: Juan Carlos Carvajal, profesor de la UESD, José María Calderón, vicepresidente de OMP y Juan Martínez, misionero colaborador de OMP.

Anastasio Gil
Director de OMP y de la Cátedra de Misionología

Texto originalmente publicado en el número 4 de la revista institucional de la UESD (Julio de 2018)