A toda la Comunidad Académica. 19 abril

Estimadas autoridades académicas, miembros del PDI y del PAS y estudiantes:

Al terminar el plazo de suspensión de la actividad presencial previsto para el 20 de abril, os escribo para haceros llegar un saludo cordial y para comunicaros algunas decisiones, después de haber consultado a los miembros de la Junta de Gobierno, dada la excepcional situación que estamos viviendo y la necesidad inaplazable de tomar ulteriores medidas que aseguren en lo posible el desarrollo y la conclusión de este curso académico 2019-2020.

En primer lugar, quiero recordar a los estudiantes y miembros del PDI y del PAS que han estado o están enfermos. Hemos sabido también de familiares cercanos (padres, madres, hermanos, abuelos) así como de hermanos y hermanas de la vida consagrada de miembros de la Universidad que están enfermos o han fallecido. Pedimos muy especialmente por la salud de todos, y encomendamos a la misericordia de Dios Padre a nuestros difuntos. Nos unimos a la oración del papa Francisco para que, en este tiempo de tribulación, podamos reconocer a Jesús que sale a nuestro encuentro y anunciemos la buena nueva del Reino de Dios.

Agradezco a las autoridades académicas, a los miembros del PAS y al PDI su extraordinaria disponibilidad en estas semanas ya transcurridas y la actitud de responsabilidad con que afrontan las próximas. Igualmente agradezco de corazón a los estudiantes y a sus delegados la colaboración eficaz para que en este momento de dificultad excepcional podamos concluir el curso 2019-2020 del mejor modo posible.

Paso a comunicar las medidas urgentes para la actividad universitaria de las próximas semanas:

1. Sigue vigente la suspensión de la actividad presencial, tanto académica como laboral, mientras dure el estado de alarma decretado oficialmente por las autoridades públicas.

2. Se suspenden definitivamente tanto la actividad docente de las Facultades y del ISCCRR.P como las actividades docentes presenciales del ISCCRR.D, previstas hasta el 31 de julio de 2020. No obstante, como ya han venido haciendo los profesores, a partir del 20 de abril se mantendrá un régimen de apoyo académico excepcional, con distintas modalidades y acorde al número de ECTS de cada asignatura, que durará hasta el final del periodo lectivo ordinario en cada Centro. La Universidad, a través de Secretaría General, facilitará el acceso a una plataforma online para los profesores que utilizan estos recursos telemáticos.

3. La convocatoria extraordinaria de exámenes de marzo/abril será anunciada de acuerdo a las indicaciones ofrecidas en mi anterior comunicación.

4. La convocatoria ordinaria de exámenes de junio se mantiene en las fechas establecidas en el calendario académico para cada Centro. En cuanto sea posible se comunicará la modalidad de evaluación de las distintas asignaturas del primer y segundo ciclo, así como de los exámenes de bachillerato (según lo previsto en la Nota de la Congregación para la Educación Católica del pasado 12 de marzo), que dependerá de la evolución de la situación sanitaria y las medidas que adopten las autoridades públicas. Las fechas y modalidad de los tribunales de defensa pública de tesinas de licenciatura y tesis doctorales serán comunicadas a los interesados.

5. Respecto a los títulos propios, el calendario y la modalidad con que se imparten las asignaturas y su evaluación serán establecidos por los respectivos Decanos.

6. La Secretaría de Alumnos ofrecerá en los próximos días información detallada sobre las distintas medidas adoptadas para facilitar las gestiones administrativas ante las circunstancias extraordinarias en que se han venido a encontrar tantos estudiantes y profesores.

Cada lunes durante el periodo de alarma se celebrará una misa en sufragio por nuestros difuntos. Os ruego que comuniquéis a Secretaría General (secretaria.general@sandamaso.es) los nombres de las personas por quienes deseáis que se ofrezca la eucaristía.

Ponemos a la comunidad universitaria bajo la custodia de San José, protector de la Iglesia en sus necesidades, así como de San Dámaso, patrono de la Universidad, y pedimos a la Virgen María, Salud de los Enfermos, que nos acoja bajo su amparo.

Javier Mª Prades López
Rector